lunes, 3 de agosto de 2015

Informe sobre el reto de julio y mis planes actuales

Ha terminado el segundo CampNaNoWriMo de este año. Mi meta para este mes era escribir el borrador completo de una novela que venía preparando desde finales de mayo. ¿Lo conseguí? Lamentablemente no. Estuve enferma la primera mitad del mes y de los últimos cinco días del campamento estuve tan ocupada que solo pude escribir el viernes. Sin embargo, y dadas las circunstancias que se me presentaron durante el mes, creo que logré importantes avances y aprendí muchas cosas. A continuación les cuento los pormenores:



Como pueden apreciar en mi gráfica de desempeño, la primera mitad del mes tiene la forma de dos grandes escalones. Esto se debe a que la mayor parte de la escritura durante esa etapa la hice en dos días diferentes (el primero y el noveno). Mi meta inicial era de mínimo 30.000 palabras; pero teniendo en cuenta que, por haber estado enferma, llegada la mitad del desafío solo había escrito alrededor de 3.000 palabras (un 10% de mi meta original cuando para entonces debería llevar alrededor del 50%), decidí cambiar mi objetivo de palabras por uno más alcanzable. Fue entonces cuando cambié mi meta a 10.000 palabras, que es el objetivo que se ve reflejado en la gráfica que les he presentado.


Además, teniendo en cuenta mis experiencias pasadas en las que me veía perdida llegado el medio, decidí que esta vez le iba a dedicar más tiempo a sentar unas buenas bases durante la primera parte de la historia para que así el medio fluyera con mayor facilidad y espontaneidad. Para lograr esto tomé como guía un libro llamado “The First 50 Pages(“Las primeras 50 páginas”, actualmente sin versión disponible en español) escrito por Jeff Gerke. Precisamente de ese libro me surgió en la mente una nueva meta para este campamento: ya que era muy improbable que lograra terminar el borrador completo en lo que quedaba del mes, decidí enfocarme en dejar escritas al menos las 50 primeras páginas. Hice cálculos y, teniendo en cuenta que en las novelas publicadas una página suele contener en promedio unas 250 palabras, necesitaría aproximadamente unas 12.500 para tener alrededor de 50 páginas. Así que ese se convirtió en mi nuevo objetivo. Intenté que esta nueva meta se viera reflejada en las estadísticas del campamento, pero lamentablemente para entonces ya había pasado la fecha límite en la que se puede modificar el número de palabras objetivo y tuve que conformarme con que mi meta oficial para el campamento fuera de 10.000 palabras  (aunque a nivel personal decidí solo validar mi word-count si alcanzaba las 12.500 que se habían convertido en mi nueva meta ideal).

Fuente

Como ya les había contado en una entrada anterior, mi idea era tener una escaleta completa de la historia para que me sirviera de guía durante el campamento y me facilitara el objetivo de escribir el borrador completo de una novela en un mes. Lamentablemente, debido a problemas de salud y otras cuestiones, no pude tener lista la escaleta para el campamento y me tocó improvisar. Mi idea entonces era terminarla durante los primeros días del campamento, pero como me enfermé de nuevo esto me resultó imposible. Lo que hice entonces fue unos resúmenes de los primeros capítulos, pero, aunque la historia mantuvo su esencia, los capítulos que escribí terminaron siendo significativamente diferentes a como los había pensado en un inicio (¡Es increíble cómo cambian las cosas entre lo que planeas y lo que en realidad terminas escribiendo!).

La lectura del libro “The First 50 Pages” me ayudó a sentar las bases de la historia, pero creo que estar demasiado centrada en incluir los puntos clave de los que hablaba el libro hizo que en algunos momentos la historia no se sintiera tan emocionante o interesante como me hubiera gustado (de hecho, a lo largo del campamento me iba imaginando cómo poner las mismas cosas que había escrito para el inicio, pero de una forma diferente que resultara más fluida y mucho más entretenida de leer). Además, mi objetivo de sentar bien las bases hizo que al principio me pasara más tiempo pensando que escribiendo, pero en general creo que esta estrategia dio frutos, pues a medida que avanzaban los capítulos me resultaba más fácil escribir la historia (contrario a lo que solía sucederme en otros camps en los que la historia se hacía cada vez más difícil de escribir mientras avanzaba).




Al final del campamento logré mi nuevo objetivo con un total de 12.913 palabras.

Llegados a este punto, tuve que tomar una decisión sobre continuar o no esta historia hasta completar el borrador. Después de sopesar los pros y los contras, finalmente decidí dejarla pausada, pues tengo un proyecto más grande entre manos que requiere la mayor parte de mi atención en estos momentos. El proyecto en cuestión es el que vengo trabajando en el curso de escritura de novela del que les hablé en una entrada anterior y que consta de un total de ocho secciones, cada una con una serie de lecciones teórico-prácticas. De momento ya he terminado las secciones 1 y 2 (Bases y Personajes), actualmente estoy trabajando en la sección 3 (Construcción de Mundo), y la idea es tener listo hasta la sección 4 (Outlining) antes de noviembre, para así aprovechar el NaNoWriMo de este año para escribir un borrador completo. Así que, básicamente, estaré enfocándome durante los próximos meses en la realización de este proyecto.

Fuente


Pero no se preocupen, pues pienso seguir actualizando el blog. Además del material teórico que se da en el curso de novela, suelo buscar otras fuentes de información y recursos para complementar y ampliar o profundizar lo que voy viendo; así que probablemente en mis futuras entradas les estaré hablando sobre lo que vaya aprendiendo o reflexionando en relación con la construcción de mundo y la ambientación de una novela.

Bueno, aquí termina esta entrada ;)

¡Nos estamos leyendo!

PD: Para los que participaron en el sorteo del que les hablé en mi entrada anterior, pueden ver los resultados en este enlace.

4 comentarios:

  1. Habiendo tenido problemas de salud (como tuve yo en el anterior campamento) no está nada mal, aunque según el enlace que nos pasaste de las 10.000 palabras diarias, que como ves me gusta sacar a la palestra siempre que puedo, ¡solo has trabajado un día y cuarto en un mes!
    Felicidades por el objetivo, buena suerte con el proyecto principal y buena noticia que estés totalmente recuperada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... No sé si algún día podré librarme de que me lo recuerdes xD! Y como ya te he explicado antes, la idea no es que todos escribamos 10.000 palabras diarias sino que rompamos nuestro propio récord personal xD!

      La verdad es que escribiendo de a 10.000 palabras diarias, en un mes perfectamente se podría sacar el borrador de dos novelas de fantasía. ¡Uff! ¡Sería genial! Pero bueno, por ahora me conformo con ir superando mis propios récords. Y como dices, dadas las circunstancias, creo que me fue mejor de lo esperado durante este campamento.

      Gracias :) Yo también me siento feliz de haberme recuperado porque la primera mitad del mes fue bastante frustrante para mí al prácticamente no poder escribir.

      ¡Estoy muy emocionada con el proyecto principal! Aunque ayer estaba dándole vueltas y vueltas a una parte, porque había dos cosas que quería que sucedieran pero si una cosa pasaba se hacía imposible que la otra sucediera también. Después de darle muchas vueltas al asunto creo que tal vez encontré una manera de conseguir que ambas cosas sucedan en la historia (aunque me falta desarrollar mejor la idea a ver si es viable).

      ¡Saludos! :)

      PD: Me alegra que esta vez sí haya aparecido tu comentario, aunque me tocó rescatarlo del filtro de Spam porque ahí fue donde lo encontré. No tengo ni idea por qué fue a parar ahí. (¬.¬)¿?

      Eliminar
    2. Sé que tu objetivo al pasar el link era lo de superarse a sí mismo, pero mola más quedarse con el título, ¡10.000 palabras por día! ¡20 novelas al año tirando para abajo! xD Le voy a pasar el link original en inglés a George R. R. Martin para que termine Canción de hielo y fuego sin excusas.
      Voy a estar al tanto de tu proyecto con lo que comentes en el blog, a ver si coincidimos en noviembre. Yo escribo de forma más caótica, si tu método te funciona, probar talleres y trabajar en varios escritos con pausas a la vez, tal vez pruebe el sistema.

      PD: He cambiado de navegador, con Firefox creo que seguiría sin poder comentar, :( . Aunque no creo que sea un problema global, sino hubiera tenido repercusión, sería de alguna de mis extensiones...

      Eliminar
    3. Mi internet anda con un ánimo voluble: viene y se va cuando le da la gana.

      jajajaja xD! Una vez leí en algún lado que en un buen día de trabajo George R. R. Martin escribía una página. Aunque bueno, siendo él un escritor "jardinero" como es, no es de extrañar que a medida que avanza la historia, se multiplique exponencialmente la dificultad para contarla sin caer en contradicciones u olvidar detalles importantes.

      Gracias :) También me gustaría coincidir contigo en noviembre.

      Yo es que llego a un punto en que me saturo con una historia y debo pasar a otra para después poder retomar la anterior con la mente descansada y energías renovadas. De momento esto me ha servido para ir avanzando en varios proyectos. El único problema es que es un proceso lento y no sé cuándo terminaré finalmente una novela. Pero en general suelen gustarme mucho los avances que voy haciendo en cada uno de mis proyectos. Pienso que darme tiempo para despejar la mente me ayuda a contar mejor mis historias.

      Y lo de los talleres me gusta mucho porque me permite ir probando varias cosas, quedarme con lo que me sirva y desechar lo que no.

      PD: Que raro, pero bueno, al menos ya encontraste un navegador que te permite comentar. Estaré pendiente de revisar mi filtro de Spam más seguido porque ahí es donde me están apareciendo ahora tus comentarios ;)

      Eliminar